29 agosto 2009

Del arte de ser feliz sin pedir nada a cambio


Creo que la humanidad se divide en dos clases de personas.

La de aquellos que comprenden el titulo de esta entrada y saben que ya no hace falta decir nada más. Y, la de aquellos otros, yo por ejemplo, que pueda que seamos capaces con la cabeza de leer y entender lo que dice el titulo pero que nuestro corazón no lo sabe comprender.

... No puedo evitar ver que solo los primeros pueden llegar realmente a ser felices. Y, que de las dos partes, en las que aquí he divivido la humanidad, la más sabia es la primera.

3 comentarios:

Antón dijo...

hay palabras como ser feliz, humanidad, felicidadpensar, sentir con el corazon, ser sabios etc.que son conceptos que cvada personam resiente y vive moy personalmente y no se pueden encerrar entre palabrras. creo que la sabiduria y el conocimiento es continuoy solo el equilibrio personal nos hace estar o sentir meor o peorhay dias de dar y dias de pedir.gracias por el encuentro de ayer, m3e ayudo en mi camino.

rblanco dijo...

¡Qué difícil! ¿Verdad? Dar y no pedir... Pero se puede ser feliz con infinidad de cosas sin que te tenga que dar nada a cambio. Es más, podríamos decir: ¡Cuánto tendría qué dar por lo feliz que soy!

Saludos
Sofi

JUAN ANTONIO dijo...

Sólo conozco una cosa en este mundo capaz de ser feliz sin pedir nada a cambio, y es el amor.