25 noviembre 2009

Algo me sucede.




La música desapareció igual que si nunca hubiera existido. Fue un sábado por la noche, de un septiembre de hace tanto que ya ni sé. Puede que la causa sea que era música lo único que se oía cuando “aquello” paso, puede también que la causa sea otra; la música es vida y solo los muertos están a salvo de la muerte, puede que sea eso, mate la música para que la muerte no me encontrara.

No lo sé. Pero paso.

Y, fueron pasando los años.

Y, las décadas.

Y, de repente, en alguna parte, suena la música y vuelvo a poder escucharla. No la busco pero cada vez que la encuentro me alcanza. De nuevo la siento. Y, me pregunto que me sucede, de donde nace esto y a que viene.

Y, pienso que bien pudiera ser que sea en los blogs donde se encuentre la oculta razón de tal misterio. En esos blogs que sin permiso te llenan los oídos con ella mientras te cuentan cosas que lamen tus infectadas heridas y te permiten sentir por un momento que a pesar de todas las veces que has muerto aún sigues vivo.

… Es más, ahora incluso cuando oír la música no es forzoso... hago clic y la escucho. O, al menos lo hago a veces. Y, no sé si eso es bueno.



6 comentarios:

Vanetai dijo...

La música es alimento para mi alma y sorprende visitar rincones virtuales donde reencuentras reflejos de ti mismo.
Sentidas palabras...

Gracias por el link que me dejaste pude dedicarle un tiempo a reconciliar la desconfianza que me profesa la religión en la que fuí educada. Seguí rastros desconocidos a lugares más que interesantes. Alivia pensar que todo cambia hasta las esperanzas perdidas.

Un fuerte abrazo Manuel!

Margot dijo...

En este mundo de ventanas mágicas, un buen día descubres que la belleza sigue existiendo; de que, la armonía se oculta bajo la apariencia de notas pautadas... que te alcanzan y las puedes oír, entonces entiendes que el pequeño milagro siempre estuvo ahí, y con esa fe renovada, crees de nuevo en la vida y despiertas del letargo.

De nuevo, jueves... te deseo un feliz fin de semana.

rblanco dijo...

La música en una de las mejores vitaminas para el alma.

Y no veas lo buena que es si tienes pitidos en los oídos... !qué alivio!

Bueno, yo venía a ofrecerte un regalo navideño que se encuentra en mi blog, ya sabes:

http://alestedeepem.blogspot.com/, si no lo ves está en la sección Premios.

Besos
Sofi

Manuel Miraflores dijo...

... "Las esperanzas perdidas".

... Pues tampoco yo esperaba encontrarme nada similar a alguno de los lugares a los que es capaz ese link de conducirnos, pues la desconfianza que me despiertan las instituciones cristianas es muy grande. Pero eso me suecede con todas las instituciones, no solo esas.

Manuel Miraflores dijo...

Margot, a veces despertar del letargo asusta. Dudo que me convenga.

Simplemente, despacio pero, sucede.

Manuel Miraflores dijo...

Sofi, gracias.

Normalmente no aceptaría un regalo, pero viniendo deti y tratándose de lotería de Navidad acepto participar encantado. De verdad, muchas gracias.