01 noviembre 2009

De la belleza




Hubo un tiempo en el que la mujer de la fotografía y yo eramos lo que ella llama “amigos de conversación” y alguien llamo “amigos de fin de semana”. Solo eso, pero paso el tiempo y sucedieron cosas y juntos las vivimos, hasta que llego el día en que descubrimos que lo que en realidad eramos, ya, es amigos, solo eso y sin entrecomillados.

...Y, os comprendo si pensáis que traigo esto a cuento aquí para presumir de amiga, lógico, natural. Yo podría pensar lo mismo. Pero no, ese no es el motivo. Sucede que hay algo que quiero decir.

Veréis:
A mi amiga, de niña, en el colegio, toda la clase se reía de ella por fea y le pedí permiso para contarlo aquí, con la esperanza, compartida por ambos, de que puede que algún día por el blog pase alguien y le sirva de algo.

Pero hay algo más que quiero decir y no le conté:

La verdadera belleza de esa mujer os aseguro que no se puede fotografiar, o no sería mi amiga.


P.D.:La fotografía la saque del blog de Patricia Esteiran, también amiga.



14 comentarios:

José Antonio Ruiz Rodríguez dijo...

MANUEL, lo que dices lo entiendo y lo comparte. Hay un tipo de belleza que es invisible a los ojos: es la belleza interior. Ciertamente, alguien puede ser bella por fuera y terriblemente fea por dentro.

En mi opinión, ambos tipos de belleza son importantes. Sólo que doy más mérito a una que a otra. La belleza exterior puede lograrse de nacimiento o con retoques de pintura y cirugía; sin embargo, la belleza interior sólo se alcanza con empeño y esfuerzo de "querer ser" buena persona.

Un enorme abrazo, Manuel.

anx dijo...

Vamos, a corto plazo las tías buenas y para mañana las buenas tías.

Manuel Miraflores dijo...

josé:

La llamada belleza exterior no es merito propio. La otra sí. la segunda pertenece realmente a la persona, proviene de ella. Laa primera en cambio es fruto del azar.

Maybellene dijo...

Por desgracia, en muchos ámbitos de la vida,las personas de buenas a primeras no vemos más allá. Por pereza, porque requiere un ejercicio más complicado de asbtracción, por el qué dirán, por todo... Todo a nuestro alrededor nos vende una importancia superior de la belleza física, nos venden unos cánones desde pequeños... Y a mí también me llamaron fea mil veces, y me rechazaron otras tantas. Por suerte, indagando un poco, encontré mi belleza interior y empecé a buscar la de los demás. Aunque está claro que no podemos negar la importancia delfísico para todo, y ya no hablo de unbuenfísico, sino del físico en sí, de nuestra imagen, que también es importante cuidarla.

Un beso.

Nes dijo...

Hola Manolo, comparto lo de que la belleza que en realidad importa es la del interior, la externa puede llegar a ser falsa, un saludo.

José Antonio Ruiz Rodríguez dijo...

ANX, me gustó mucho tu frase. ¡Genial! Me la apunto.

Manuel Miraflores dijo...

Maybellene:

La diferencia entre interior y exterior me recuerda la que hay entre continente y contenido. Depende por supuesto de lo que se busque, creo que el continente cumple varias funciones, entre ellas la de llamar la atención sobre el contenido; por eso la imagen es importante, por ejemplo en una entrevista de trabajo. Pero la imagen que se ofrece no deja de ser un velo, que a medida que nos van conociendo se disipa cual niebla mañanera.

P.D.: Lamento saber que de niña también pasaste por lo mismo que ella.

Manuel Miraflores dijo...

Hola.

La externa más que falsa yo diría que lo que le sucede a veces es que se encuentra vacia. Miras y no ves a nadie tras ella. Pero es normal dado que la belleza de una cara y la de una persona son dos cosas distintas.

Pese a que en mi cara, a medida que van pasando los años, muchas de las cosas que voy viviendo se me quedan escritas...
… Yo no soy mi cara. No.

Y, sin embargo un rostro puede ser realmente hermoso cuando deja de ser mascara para convertirse en una ventana que te permite vislumbrar el alma de la persona que vive, siente, respira...

Ve por ejemplo al blog de Nacho (http://nachoicega.blogspot.com/) fijate en la anciana de su entrada del 23 de octubre de 2009, amplia la foto y observa esa mirada, dale los segundos que necesita. Luego fijate realmente en ambos ojos a la vez. Y, veras...

Eso es belleza.


(Nadie es su cara). Somos eso otro, lo sepamos o no.

Margot dijo...

Manuel, permiteme que te diga que eres una persona afortunada. ¿por qué?, te lo explico.
1.- por encontrar a una persona cuya belleza interior supera a la exterior, aunque su mirada, sus ojos delatan la primera.

2.- por querer conocer y asomarte a esa venta del alma que son sus ojos, por querer ver más allá de la mirada, por saber reconocer esa belleza... no todo el mundo goza de esa capacidad.

Gracias por añadir tu blog al de mis seguidor@s, gracias por visitarme.

Manuel Miraflores dijo...

Margot, la verdad es que en eso tengo suerte. A lo largo de la vida he ido encontrando gente que realmente vale la pena. Y, el mundo, por fortuna, esta lleno de ancianos en cuya mirada realmente puedes descubrir lo que significa y es "una vida" y de todos ellos, en cierto modo, aprendo algo.

anx dijo...

Quiero contestar a Maybellene. No creo que la belleza interior esté separada de la exterior y viceversa. Citando Oscar Wilde "(...) El intelecto es por sí mismo un modo de exageración, y destruye la armonía de cualquier cara. En el instante en que uno se sienta a pensar se vuelve todo nariz o todo frente, o algo horripilante (...)" Quiero decir que aunque la Fisiognomía sistematizada aun resulta pseudociencia sí que tengo la certeza de que nuestro cuerpo está insondablemente unido en lo intangible y común. Si existen más formas de belleza interior que estándar exterior tu joven cara es cierta, elegante y única. Ha sido impresionante conocer tu blog. Muchas gracias por añadirte en el mío. Compartimos un mismo ímpetu. Alivias mi crisis de40.

Maybellene dijo...

Gracias :*

Anónimo dijo...

Me parece perfecto todo lo que acabo de leer y esto va para todos. Creo que ninguno de los comentarios me llega al alma porque se trata de estereotipos, de frases practicamente hechas. ¿Por qué no mirais realmente en vuestro interior?, os estais quedando en lo superficial aunque alguno piense que no. Yo le tengo un gran aprecio a Manolo, pero creo que todavía tiene que buscar más en el fondo, hay que buscar la esencia de las relaciones humanas y como buen sociologo (porque así te considero)las personas tenemos nuestra parte macabra y vendemos nuestra imagen, a pesar de que te consideren amigo, todo forma parte de una obra que hay que interpretar. Por tanto nunca te creas que la amistad es para siempre (como dice la canción), a menos que prefieras creerlo así.
Ya sabemos que hay una belleza interior, que otras veces es exterior, ¿y qué?, que ganamos con ello; lo que, a lo mejor es bueno para tí, no lo es para mí y viceversa. Creemos, cada uno de nosotros, estar en la posesión de la verdad, pero todo es efímero. Espero que el próximo tema tenga más esencia.

Un saludo al gran filosofo.

ünicamente él es capaz de hacer esto.

JUAN ANTONIO dijo...

Un signo distintivo de la auténtica belleza interna, que es la que verdaderamente cuenta en un ser humano, es que jamás pregunta si se la ve.