27 julio 2011

Un ramito de violetas

Ahora mismo, por una casualidad, he dado con un vídeo y una canción que hará unos 20 o más años que no escucho. Pero es una canción especial, en mi vida al menos. Durante un tiempo, cuando por azar la escuchaba  me hacía sentirme comprendido. Y, hasta dolía menos el secreto y que el secreto fuera secreto.



Yo no era ese marido, desgraciado como solo puede ser alguien que no es capaz de comunicarse con la persona que ama ni aun cuando se acuesta con ella todas las noches y con ella al lado se duerme y con ella al lado se levanta. No, yo no he tenido tanta suerte.

Tampoco le he podido enviar esas cartas; no en papel. Me he tenido que limitar a las posibilidades que he tenido. Pero aun así hice lo que pude, como pude; mientras pude. Y, al escuchar la canción veo un hombre escribiendo, a sabiendas de que no puede esperar nada a cambio. Qué aquello que hace cumplirá su función, pero que en realidad la persona a la cual todo se destina... creerá conocerte, claro, pero jamás sabrá quién eres. Te imaginará y se equivocará. 

Nunca sospechara el precio que pagaste, el que continuas pagando; ni que volverías a pagarlo de poder.

2 comentarios:

rblanco dijo...

Cecilia no tenía una gran voz, pero tenía "Ángel", para cantar y "Un ramito de violetas", era una de mis preferidas.

Un abrazo Manuel
Rita

Manuel dijo...

Tienes razón, Rita, los has expresado muy bien. De hecho sospecho que no es su voz si no el "Ángel" del que hablas el que canta.