07 enero 2010

Ayer...




Desperté...


Y, vi que una vez más solo había carbón. :-(


No, pasa nada, que ya estoy acostumbrado :-)


(No duele. Pero si doliera se me iría el dolor ya solo recordando que en alguna parte una niña abraza su juguete nuevo y que en el fondo no necesito ni que ella sepa que existo o quise existir...)



8 comentarios:

rblanco dijo...

Pues has tenido suerte, Manuel, que a mí ni carbón me han dejado. Se están volviendo cutres estos Reyes -:)

Un abrazo
Sofi

Yo, Samurai. dijo...

MANUEL, Los Reyes Magos sólo traen cabón a aquellos que no se portan bien. Dime, ¿tú has sido malo? Seguro que no, así que no te preocupes, no habrá sido más un estúpido olvido. Todos nos equivocamos, Los Reyes Magos también.

Un abrazo, Manuel.

Mikau Bodom dijo...

Tranqui, suele pasar

El Tonto de la Colina dijo...

¿Habrá sido un problema técnico? Quizás se les cayó el sistema, un error al cargar la base de datos... Tal vez ahora puede uno reclamar, pues están en una campaña de fidelización de clientes para evitar que la gente se pase a Santa Claus Inc.

¡Saludos!

aniki dijo...

Tranquilo, Manuel. Nuestro querido ZP ha recortado el presupuesto navideño y no se han salvado ni los Reyes, los magos, de los otros ni me preocupo. Si el presupuesto da para hacer feliz a un niño a mi ya me vale.

Besossss. Aniki.

Manuel Miraflores dijo...

... Nada, lo que sucede es que hace mucho que esos reyezuelos y yo no hacemos buenas migas... :-)

...Pero es posible...

...Que no sean cutres, que no se hayan olvidado, que siempre nos pase a los mismos, que no fuera para nada un error en la base de datos y mucho menos responsabilidad de un tal ZP...

Que sea solo que los susodichos y un servidor mantenemos una relación que más recuerda a un tango que a un vals (... Y, puede parecer que no me explico, ya, pero observad un tango y luego un vals y seguro que me entendéis...)

barbara_rodri91 dijo...

?que regalo esperamos? A veces una sonrisa, un abrazo, una palabra, un gesto de ayuda es el mayor regalo del mundo y no lo sabemos valorar ni interpretar
No conocer eso es recibir toneladas de carbon

Manuel Miraflores dijo...

Muy cierto, Barbara.

Pero a veces...

La sonrisa miente, el abrazo no se produce y la palabra no se pronuncia.