01 enero 2010

Tengo en la memoria unas lagrimas...


Me encontraba, aquella mañana, trabajando en el quirófano del Hospital Clínico Universitario de Santiago de Compostela y allí fue donde nos llego la noticia de lo que acababa de suceder en Madrid.



… Y, unos descerebrados de esos que hay en todas partes, en todas las épocas, en todas las ideologías , en todas las culturas, religiones, profesiones y en todos los barrios...

...Pues eso, que unos descerebrados hicieron aquella madrugada saltar por los aires unos cuantos vagones de tren con sus usuarios dentro.

Confieso que a esos cientos de muertos y de mutilados no me impresionaron. Solo fue una salvajada más entre muchísimas otras a las que la humanidad me acostumbro. Pero luego...

... La cosa cambio, un par de días o tres después, cuando una noche sucedió algo. Que os parecerá poco.

Me encontraba en una cafetería, cerca, a no mucho de una mujer sentada que compartía mesa con una pareja de amigos de ella.

Y, hablaban.

Pese a la cercanía, en tales casos, no me suelen llegar más que palabras sueltas que no me atrevo a hilvanar. Pero ese día fue diferente. Hablaban de lo ocurrido aquella mañana, de días atrás. Y, yo vi aquella mujer llorar. De rabia, impotencia y compasión.

(Me gustaría que la conocierais; ella vale la pena, os lo aseguro)

… Eso me hizo despertar de un largo letargo.

Comprendí que no podía secar aquellas lagrimas, pero que necesitaba intentarlo. Con lo que fuese y como fuese.

Esa noche, con esas lagrimas, nació el blog que ahora mismo leéis como parte de un proyecto más amplio. Si bien, en realidad, lo del blog se le añadió después.

Entre luces, sombras y recuerdos es consecuencia de todo ello. Fue un blog creado para evaluar hasta que punto un blog, e Internet en general, puede ayudarme en lo que me propongo y a la vez aprender a manejarme en el mundillo de los blogs. Ha cumplido su función y ahora pasara a ser un blog personal como cualquier otro, pues le he pillado el “gustillo”.

Pero ya es hora de que Ante el umbral nazca...

Y, hablemos claro y en un lenguaje claro de aquello de lo que más quiero hablar: naturaleza humana y cambio social.

… Con este post común a ambos se inaugura el nuevo blog. ¡Qué ya iba siendo hora!


4 comentarios:

rblanco dijo...

Pues te deseo un buen comienzo con el nuevo blog y que tenga una trayectoria tan importante como éste qué espero, no dejes.

Un abrazo
Sofi

Manuel Miraflores dijo...

Gracias Sofi. No dejo nada, voy con los dos a donde quieran llevarme.

Y,un abrazo.

aniki dijo...

Pues seguiré con interés tu nuevo proyecto. Feliz 2010.

Besosss. Aniki.

Yo, Samurai. dijo...

MANUEL, pues yo también me apunto a tu nuevo blog. Como siempre, será todo un placer leerte, pensarte y comentarte. Un fuerte abrazo.