01 enero 2012

... Y, fue el mejor fin de año que recuerdo. Claro que a eso ayudo mucho que me fuera para cama antes de las doce de la noche y soñara sueños que al despertar ya ni recordaba.

No es problema la navidad cuando se le deja no ser nada, cuando nada se le pide, cuando se acepta que no existe, que solo es una palabra y ruido lejano.

En todo caso...

¡Buenos días 2012!


Y, antes de dar por finalizada la entrada quiero hacer constar dos cosas:

 1.- La idea de asociar la llegada del 2012 con el Danubio Azul y una bienvenida no es mía. Lo fue del equipo de administración de esta pagina por lo que les estoy agradecido ya que si ignorar el fin de año fue una magnifica forma de terminarlo encontrarme con esa bienvenida al 2012 fue también un magnifico modo de quitarme parte del mal gusto que aun así quedaba en mi boca.
 2.- Había algo más, una imagen que no vídeo, que me tentaba a crear hoy un nuevo post en el blog.

1 comentario:

JUAN ANTONIO dijo...

¿Por qué nos gustará a los seres humanos tanto danzar, al menos a algunos? Bueno, después de todo los astros nunca dejan de hacerlo, y como lo que es arriba es abajo, y como lo que es abajo es arriba, pues ya se sabe, realidad, realidad sólo hay una, una sola, que cada cosa está expresando. En una sola gota de agua hay todo un sistema solar, danzando también. Así que podría decirse que estamos hechos de la misma materia de la que están hechos los astros, o que somos sólo una gota de agua, o podría decirse que los astros están hechos de la misma materia de la que estamos hechos nosotros, o que son sólo una gota de agua, o que una sola gota de agua lo es todo, podría, creo que podría decirse de cualquier manera. O quizá aún más drásticamente con el maestro Eckhart, que en Dios el ángel más elevado y el moscardón tienen el mismo arquetipo. TODO en todo, TODO hasta en un moscardón, en una pequeña gota de agua. ¿Y qué diferencia hay entre una pequeña luciérnaga y un Sol? ¿Qué diferencia hay entre una pequeña gota de agua, en cuyo interior hay cristales que giran en torno a un gran núcleo, y todo un sistema solar? ¿Qué diferencia hay entre los astros que danzan y los humanos que danzan? ¿Qué diferencia hay entre el otoño y la oruga que muere como oruga en el capullo? ¿Y qué diferencia hay entre la oruga y un hombre que muere a lo viejo y caduco? Mire a donde mire uno todo lo que encuentra es un único acontecer, una única realidad, un único sabor. Y el fuego de Heráclito que conforme a medida se enciende y se apaga, podría decirse que no es una metáfora del Universo, sino que es el Universo mismo, que conforme a medida se enciende y se apaga, o al revés.Todos, los astros, los seres humanos, las orugas, los moscardones, las gotas de agua, las luciérnagas, los sistemas solares, el Universo, el fuego, expresamos un único acontecer: es el acontecer sel Ser. Toda la realidad del Ser acontece en cada cosa, la misma realidad, la misma, el mismo sabor.